Nuestros productos proceden de cerdos ibéricos amparados por las Denominaciones de Origen Protegidas (D.O.P.) de Huelva, Guijuelo, Los Pedroches y Dehesa de Extremadura.

El requisito indispensable para obtener un producto de máxima calidad es la materia prima de la que se obtiene, es decir, el cerdo de raza ibérica. El resto de factores determinantes son la dehesa, como entorno natural en el que se desarrolla toda su vida, alimentándose exclusivamente a base de bellota y otros recursos naturales sin aporte de piensos suplementarios y su manejo en total libertad, una forma de vida que condiciona excepcionalmente la extraordinaria calidad de nuestro producto.

Se trata de un producto que al corte tiene un color característico, del rosa al rojo púrpura y aspecto brillante, con vetas de tejido adiposo y con grasa infiltrada de color blanco nacarado en la masa muscular. La carne es de sabor delicado, dulce o poco salado con un aroma agradable y característico y textura poco fibrosa. Su consistencia depende del porcentaje de alimentación con bellota.

CÓMO DEGUSTAR NUESTROS IBÉRICOS